Valores y Tradiciones

Los habitantes de San Juan ostentan una gran tradición marina, y sus constructores de embarcaciones son unos de los mejores de la región. Dedicados a preservar las tradiciones ancestrales de su cultura, disponen de un lugar reconocido dentro del poblado, que hay que conservar en el tiempo.

La configuración espacial de la plaza es única en Chiloé, ya que esta no presenta la característica gran explanada frente a la iglesia, y esta limitada por la casas con mayor valor arquitectónico del poblado .

El borde costero de San Juan, presenta varias características ligadas al paisaje, que puede potenciar el turismo, si se mantienen en el tiempo.
El núcleo de viviendas que dan directamente al mar juegan libremente con el paisaje. El resto de las vivienda se distancian, del mar dejando espacio para una vía de circulación, permitiendo la contemplación de todo el hermoso borde  costero.

Las casas de San Juan presentan una serie de condiciones que es necesario conservar para poder mantener la armonía que hay  entre lo construido y el paisaje natural.
Es por esto que la altura de las casas, y de cualquier tipo de construcción, debe mantenerse cercana a los 7 mt, guardando un distanciamiento considerable entre cada una de ella para que no se produzca una fachada continua en el borde costero, fuera del área de la plaza.

Los predios, al ser de gran dimensión, generan volúmenes aislados, que son integrados a la verde vegetación del lomaje de San Juan.
Esta dispersión en el terreno genera las panorámicas vistas propias del poblado.
El Bosque de los cerros debe conservarse para mantener esa armonía que hay con las construcciones típicas de madera, y para cuidar los terrenos de la erosión.

Descargar presentación PDF

DEJANOS TU COMENTARIO